En el lejano número de diciembre de 2019 y enero de 2020 de la revista Forbes se incluye el artículo “Mercados financieros: cuando Trump se resfría… ¿las bolsas estornudan?”.

El llamado “Índice Volfefe” de JP Morgan mide la volatilidad que generan las palabras de Trump en el mercado de bonos (no así en los mercados bursátiles).

“Covfefe” es la palabra, escrita, al parecer, por error, en un tuit del presidente de los Estados Unidos en mayo de 2017. «Volfefe» es, pues, una combinación de «volatilidad» y «covfefe».

Palabras clave de los mensajes tuiteros como “China”, “billón”, “productos”, “dólares”, “tarifas” y “comercio”, serían susceptibles de originar movimientos en el mercado. Según JP Morgan, de los entre 10 y 12 mensajes diarios de Donald Trump en Twitter, 146 impactaron directamente en el mercado, por lo que muchos activos han ligado su evolución a estos mensajes.

Los mensajes se suelen publicar a media sesión de Wall Street, lo que impacta más en los mercados de futuros de bonos que en la renta variable.

Bank of America Merill Lynch, en otro análisis con el mismo objeto, ha concluido que cuando Trump tuitea menos el mercado suele ofrecer un rendimiento positivo: “Los tuits han contribuido a la volatilidad, desde China hasta la política de la FED y la política fiscal. Desde 2016, los días con más de 35 tuits del presidente Trump han visto retornos negativos (-9 puntos básicos), mientras que los días con menos de cinco tuits han visto retornos positivos (más de 5 puntos básicos), estadísticamente significativos”.


José María López Jiménez

Especialista en regulación financiera. Doctor en Derecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *