El baloncesto es lo que es —mucho más que un deporte— gracias a encuentros como el que el 3 de febrero de 2019 se disputó en el “Pabellón José Mª Martín Carpena” de Málaga.

El Unicaja y el Real Madrid ofrecieron un partido memorable para todos los amantes del baloncesto, sin distinción de credo o “color”.

A veces ocurre que ni el mayor presupuesto, ni la profundidad de banquillo, ni la ventaja física son elementos suficientes para la victoria. Intangibles como la tensión defensiva, el deseo de ganar y la presión ambiental pueden inclinar la balanza. Y, finalmente, la suerte sonríe a los valientes.

De este partido se recordarán la exhibición defensiva, de entrega total, de Dragan Milosavljević; el tiro libre lanzado a fallar por Dani Díez pero que entró y permitió al Real Madrid, en apenas un segundo, forzar la prórroga; y el triple ganador de un Jaime Fernández que a este ritmo bien podría terminar convirtiéndose en un jugador eterno.

Crónica del encuentro en Diario Sur.


José María López Jiménez

Especialista en regulación financiera. Doctor en Derecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *