(Presentación a “Ensayos 2017-2007: Una década para un nuevo orden”, López Jiménez, José Mª., etclibros, 2018)

Esta selección de ensayos y artículos breves —al margen quedan los más puramente doctrinales y extensos— arranca de la dedicatoria contenida en otro libro recopilatorio, Caleidoscopio en blanco y negro (Manca Editorial, 2010), en la que José M. Domínguez me dirigió las siguientes palabras, escritas un 11 de junio de 2010: “A José María López, quien, pese a su juventud, es ya un consumado articulista que, por el interés y la calidad de sus aportaciones, bien merece una pronta edición recopilatoria”.

Agradecí sus palabras, que quedaron grabadas en mi memoria, pero no me planteé en esos momentos llevar a cabo esta tarea compilatoria por dos motivos: no había acumulado todavía el caudal necesario para realizar una selección de artículos —incluso, carecía de unos criterios claros para la sistematización— y, más importante, personalmente no apreciaba que mis escritos pudieran tener un interés más allá de un grupo muy reducido y cercano de potenciales lectores —convicción que me sigue acompañando en la actualidad—.

Han pasado siete años desde entonces, y diez desde la publicación de mi primer trabajo escrito en 2007 (“Las tarjetas bancarias”, en Diario La Ley). Aunque el artículo más antiguo incluido en esta selección data de 2009, he estimado preferible tomar como punto de arranque para el título de este libro el año 2007, porque ahí ya estaba presente el germen de lo que escribiría durante la década siguiente.

Esta primera década de producción ha coincidido con la explosión de la crisis financiera y económica global —más bien occidental—, cuyas primeras “turbulencias” comenzaron a sentirse a mediados de 2007, y con un proceso de transformación radical del orden político mundial establecido a mediados del siglo XX. Los cambios sociales y tecnológicos de estos años también han sido fabulosos, lo que provoca que esta sea de nuevo la época de la incertidumbre, en la que el futuro, como es natural, sigue siendo prometedor, aunque sean muchos los riesgos que nos acechan.

Mi esfuerzo se ha centrado en el análisis jurídico del sistema financiero. Sin embargo, de este análisis han resultado, sin pretenderlo, diversos trabajos, que, a modo de un mosaico compuesto por múltiples teselas, si uno se separa lo bastante de cada uno de ellos y los contempla en perspectiva, pueden cobrar un cierto sentido como conjunto.

Obviamente, el interés por lo jurídico —más aún, por la “legalidad” de las finanzas, o por la “regulación financiera”, como por influjo de unos anglosajones en fuga se dice ahora— queda reducido a una estrecha franja de lectores, aunque el papel desempeñado por el sistema financiero en la generación de la crisis y en el posterior desarrollo de los acontecimientos me ha permitido ampliar el objeto de estudio a ámbitos como el de la soberanía nacional, el Estado del Bienestar y su sostenibilidad, la economía, la construcción europea, el orden mundial, la deuda y el déficit públicos, etcétera, que quizás sí interesen a un mayor número de ciudadanos.

Contemplándolos como si fueran ajenos, los 129 artículos que componen este libro, agrupados en 19 rúbricas, que se han ido publicando en diversos medios periodísticos, jurídicos, financieros, de opinión política y blogs (incluido el mío propio, “Todo Son Finanzas”), me parece curioso que temas como la losa de la deuda pública o el nuevo orden político y social, nacional y mundial, hayan atraído tanto mi atención.

El período 2007-2017 ha servido, casi por la fuerza, para que todos dejemos de seguir pasivamente, desde el confort que nos brinda la orilla, el recorrido del sol o el flujo de las mareas, dejando pasar las horas y los días…

Es un error pensar que podemos, que debemos, alcanzar un definitivo punto de llegada —mucho más, tener la convicción de que se ha alcanzado ya— pues en esta idea se encuentra la semilla de la pérdida de la libertad y de la propia destrucción individual y colectiva. La convivencia, la estabilidad y la libertad se ganan en el día a día, permanente y activamente, como testimonia el mito de Sísifo.

Lo afirma mi maestro en el epílogo inconcluso de Caleidoscopio en blanco y negro, y lo tomo como propio porque no se puede decir mejor: “Definitivamente, no podemos saber dónde está la línea que señala la salida y, mucho menos, dónde está situada la meta, porque justamente anhelamos que el movimiento incesante del intelecto nunca llegue a fijarla”. Partiendo de esta premisa han sido escritos estos 129 artículos.


José María López Jiménez

Especialista en regulación financiera. Doctor en Derecho

2 commentarios

Rafael · 14 junio, 2018 a las 4:37 pm

¿En qué fecha y en qué lugar la presentación del libro recopilatorio? Un abrazo “maestro”. Rafael Vidal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *